Dolor en la mano

Buen dia soy una sra de 35 años de edad desde hace un mes estoy padeciendo por las noches de un leve dolor en la mano, y antebrazo, por las mañanas amanezco con la mano hinchada y dormida con sensación de hormigueo. realice examenes de artritis, urea, creatinina, y acido urico y todos se encuentran entre los parametros establecidos que podrá ser. donde debo acudir. gracias.

12-04-2009 Vicmary .
Share |

Responda a esta Consulta

¿Ya estás registrado? Introduce tus datos
¿Eres nuevo? ¡Regístrate!

RESPUESTAS A LA CONSULTA

  • Respondido por Yuna (Usuario Normal) el 31-03-2010 13:18:10
    Hola yo hace un tiempo que me empezo a doler mucho varias articulaciones, hombros, codos, dedos, muñecas, caderas, cada vez me duelen mas, me hicieron la prueba del tunel del carpio pero salio bien, me levanto muy mal cada dia con mucho dolor sobretodo en caderas que se me ponen rojas y para dormir tengo que cambiar varias veces de lado`por el dolor, el brazo izquierdo me duele mucho y llevo 2 dias con hinchazon en mano y dedo ya fui de urgencias hace años y me dijeron que tenia artritis reumatoide per no me tratan, me esta salindo un hueso fuera en otro dedo que a ratos duele, mi medico dice que todo esla fibromialgia por que tengo la enfermedad pero no todo siemrpe tiene que ser por fibromialgia creo yo.
  • Respondido por Prisionerodelapiel (Médico) el 12-04-2009 06:52:02
    Probablemente Ud tenga el Sindrome del tunel del carpo Los síntomas generalmente comienzan gradualmente y se manifiestan con sensaciones de calor, calambre o entumecimiento en la palma de la mano y los dedos, especialmente del pulgar y de los dedos medio e índice. Algunos pacientes que padecen el síndrome del túnel carpiano dicen que sus dedos se sienten hinchados e inútiles, a pesar de no presentar una hinchazón aparente. Los síntomas a menudo aparecen primero en una o ambas manos durante la noche, puesto que mucha gente duerme con las muñecas dobladas. Una persona con síndrome del túnel carpiano puede despertarse sintiendo la necesidad de “sacudir” la mano o la muñeca. A medida que los síntomas se agravan, los pacientes comienzan a sentir el calambre durante el día. La disminución en el pulso de la mano puede dificultar cerrar el puño, agarrar objetos pequeños o realizar otras tareas manuales. En casos crónicos o sin tratamiento, los músculos de la base del pulgar pueden debilitarse o atrofiarse. Algunas personas no pueden distinguir el frío y el calor a través del tacto. A veces el dolor se manifiesta en la parte superior de la mano y muñeca. Otras veces, la muñeca y la mano se queda dormida. Los síntomas suelen aparecer en sujetos cuya ocupación laboral incluye la realización de movimientos repetitivos de la muñeca, lo que puede provocar inflamación ligamentosa y compresión nerviosa, aunque otras causas como fracturas o lesiones ocupantes de espacio también pueden estar en el origen de su desarrollo. La clínica aumenta con la actividad de la muñeca afectada (habitualmente la dominante) y puede remitir sacudiendo o masajeando la muñeca o elevando el miembro afectado (por mejora del retorno y descompresión). Si progresa lo suficiente el síndrome puede provocar atrofia de dicha musculatura (eminencia tenar) que limita de manera importante la funcionalidad de la mano afectada.

    TRATAMIENTO
    Si se trata de un túnel carpiano secundario a una causa conocida y tratable (diabetes, obesidad, artritis reumatoide, infecciones, hematomas, ...) deberá abordarse primero el tratamiento de la causa primaria.

    En los casos en los que no existe una causa aparente o aquellos de origen funcional el tratamiento se basa en diferentes medidas: por una parte la prevención, adoptando, en la medida de lo posible, hábitos de movimiento de la muñeca menos traumáticos o programando períodos alternativos de actividad-descanso. Si esto no es suficiente se inmoviliza la articulación de la muñeca con una férula de descarga y con antiinflamatorios que disminuyan la presión ejercida sobre el nervio mediano. Cuando es necesario se realiza incluso la infiltración local de antiinflamatorios (habitualmente esteroideos) apuntándose a esta técnica como una de las más eficaces en el tratamiento agudo del síndrome.[4]

    El tratamiento fisoterapeutico incluye el uso de CHC (compresas humedo calientes), parafina. En electroterapia es recomendado el uso de US o LASER, no al mismo tiempo En casos más avanzados o resistentes a tratamiento conservador se propone tratamiento quirúrgico, consistente en ampliar el espacio de tránsito del nervio, siendo este el tratamiento más eficaz a largo plazo