Artritis Reumatoide Juvenil (enfermedad De Still)



Enfermedad inflamatoria del tejido conjuntivo -articulaciones principalmente- que afecta a los niños.
Afecta a las articulaciones, sobre todo en las rodillas,codos, tobillos y cuello.
También puede interesar los músculos adyacentes, los cartílagos y las membranas que revisten las articulaciones.
Puede afectar también a los riñones, o el corazón en los casos severos.
Puede confundirse con la artritis de la Enfermedad de Lyme.
Aparece entre los 2 y los 5 años de edad.
Es cuatro veces más comun en niñas.


Causas
Probablemente sea una enfermedad autoinmune, donde el sistema inmunitario ataca a sus propios tejidos.
A menudo se asocian los primeros síntomas a estrés emocional.
Síntomas
Dolor, tumefacción y rigidez en las articulaciones de los dedos de los pies, rodillas, tobillos, hombros o cuello.
Algunos niños se niegan a andar sin poder explicar la razón.
La temperatura sube a más de 39º, generalmente por la tarde.
La fiebre suele ir acompañada de erupciones y escalofríos.
Poco apetito, pérdida de peso.
Anemia.
Irritabilidad, apatía.
Inflamación de las glándulas linfáticas.
Dolor y enrojecimiento ocular.
Dolor en el pecho (si la enfermedad es tan seria que afecta al corazón).
Factores de Riesgo
Estrés.
Prevención
Hasta el presente no se ha podido prevenir.
Diagnóstico y Tratamiento
Diagnóstico:

Historial y reconocimiento físico por un médico.
Análisis de sangre, incluyendo determinaciones autoinmunológicas.
Rayos X de las articulaciones afectadas.
A veces, los rayos X no muestran los cambios hasta las etapas avanzadas.

Medidas generales

Procure que el niño descanse sobre un colchón duro, que le proporcione un buen soporte.
Llévele al oftalmólogo al menos dos veces al año para detección de uveitis.
Anime al niño y a su entorno a tener una actitud positiva.

Medicación

Su médico puede recetar aspirina u otras drogas antiinflamatorias no esteroides para reducir el dolor y la inflamación.
En casos severos puede ser necesario prescribir antiinflamatorios corticoesteroideos o fármacos contra las células inmunitarias.


Actividad

El niño debe guardar cama durante los ataques, hasta que la fiebre y los demás síntomas remitan.
Puede ser necesario el uso de entablillados para proteger la articulación inflamada.
Después de un ataque el niño volverá gradualmente a sus actividades normales tomándose algunos descansos a lo largo del día.
No debe cansarse y dormirá al menos 10 a 12 horas cada noche.
El médico le recomendará ejercicios para el niño en cuanto esté lo suficientemente recuperado.


Dieta

Ninguna en especial

Avise a su medico si

Ocurren los siguientes síntomas durante el tratamiento: Dolor en el pecho.
Fiebre.
Pérdida de apetito.
Aparecen síntomas nuevos inexplicables. Las drogas usadas en el tratamiento pueden causar efectos secundarios.

Complicaciones
Afección de otros tejidos, lo que provoca

uveitis (inflamación ocular),
inflamación del bazo,
inflamación de los riñones,
pericarditis o
inflamación del músculo cardíaco (miocarditis).
Deformidad permanente.
Pronóstico
Hasta el presente, esta enfermedad se considera incurable.
Sin embargo, en el 75% al 80% de los casos remite por completo al llegar la pubertad.
Los ataques suelen durar unas semanas y aparecen y desaparecen durante toda la infancia.
En general, los síntomas se pueden controlar mediante tratamiento.
Síntomas
Dolor, tumefacción y rigidez en las articulaciones de los dedos de los pies, rodillas, tobillos, hombros o cuello.
Algunos niños se niegan a andar sin poder explicar la razón.
La temperatura sube a más de 39º, generalmente por la tarde.
La fiebre suele ir acompañada de erupciones y escalofríos.
Poco apetito, pérdida de peso.
Anemia.
Irritabilidad, apatía.
Inflamación de las glándulas linfáticas.
Dolor y enrojecimiento ocular.
Dolor en el pecho (si la enfermedad es tan seria que afecta al corazón).

  • Esclerosis de platillos tibiales, afilamiento de espinas.
    Edna fernández30-04-2017 00:42:20
    Buenas tardes

    Tengo 43 años, peso 70 kilos, 1.53 mt de estatura. Hace un año sufrí una caida de una altura aprox de 50 cm, me golpee la rodilla izquierda. Las dos rodillas me molestan mucho sobre todo para subir escaleras y en la que me lesione se escucha una crepitación. Hace un mes asistí al médico por esto y me ordenó una radiografía antero, postero y lateral d la rodilla la cual dice: No se aprecian lesiones osteoperiósticas ni articulares traumáticas recientes. Hay esclerosis de platillos tibiales y afilamiento de las espinas, disminución del compartimiento femorotibial interno. Formaciones marginales osteofíticas dl polo superior de la rótula.
    Cabe anotar que soy asmática y desde el año de edad tomo corticoides ocasionalmente.

    quiero saber si hay un tratamiento para esta enfermedad de la rodilla.

    Gracias.
  • Síndrome mielodiplasico bajo riesgo
    Deltris diaz28-02-2017 00:02:50
    Tengo 46 años tengo síndrome mielodiplasico anemia redactaría bajo riesgo con tratamiento semanal con recormon la hemoglobina no me sube de 9 esa enfermedad se cura, los blastos están en 2/por cientos medula inmadura.
  • Tengo síndrome mielodiplasico bajo riesgo eso se furs
    Deltris diaz27-02-2017 23:53:09
    Tengo 46 años sufto de síndrome mielodiplasico anemia refractaria con tratamiento semanal de recormon blastos de un 2porciento esa enfermedad se cura. La hemoglobina no me sube de 9
  • Cardiopatia izquémica
    Jose elio castellano06-02-2017 13:28:21
    padezco dicha enfermedad, desde hace nueve años y mi consulta es : ¿ que régimen alimenticio debo seguir para conservar mi vida ?
  • Síntomas alzheimer
    Dryadia09-01-2017 20:21:40
    Buenas tardes. Tengo 20 años y escribo porque estoy preocupada por mi madre, que acaba de cumplir 60 años este mes. Desde niña me preocupa el hecho de que pueda desarrollar la enfermedad de Alzheimer, pues su abuela paterna y su padre murieron con ella (a ambos les empezó tarde, ella a los 70 y a él a los 85). Lo peor es que mi abuela, su madre, también ha comenzado a desarrollar la enfermedad hace un año, con 88 años. Por lo tanto sus antecedentes son preocupantes, aunque sé que la enfermedad no es hereditaria. Ahora me preocupa su posible deterioro de la memoria. Sus olvidos no interfieren para nada en sus actividades cotidianas, pues hace casi todas las tareas de la casa como siempre, trabaja fuera (ella y mi padre trabajan juntos como pintores), y es la cuidadora principal de mi abuela, que como ya he dicho, tiene alzheimer desde hace poco más de una año. Sin embargo no puedo evitar darme cuenta de que su memoria a veces falla. No se olvida de citas ni semejantes, entre otras cosas porque siempre lo lleva todo apuntado. Creo que eso lo hizo siempre, no es algo nuevo, no puedo saber si lo hace por miedo a no acordarse o solo por costumbre.

    De lo que si se olvida y bastante, es de las cosas que le cuento, y la verdad no se si es porque no me presta demasiada atención o por algo más. Algunas situaciones en concreto me preocupan. Por ejemplo, hoy después de comer estábamos ayudando a mi abuela a levantarse, hablando entre las dos, y mi abuela hizo un comentario. Unas tres horas más tarde, empieza a contarme lo que dijo mi abuela como si yo no estuviese delante, y entonces le digo que ya se lo que dijo, que yo también estaba, y me dice “ah, vale”. Algo muy frecuente también es no recordar si echó sal a la comida. Le pasa mucho, y por más que piensa si lo hizo o no no es capaz de recordarlo. He intentado fijarme en otros síntomas, pero es algo complicado. Respecto a los cambios de humor, no noto nada especial. Tiene algún día malo, pero es bastante normal teniendo en cuenta que mi abuela tiene días muy horribles y está en la fase de insultarnos porque no la dejamos irse a su casa.

    Sobre la dificultad para realizar tareas difíciles, es imposible de saber porque nunca hizo tareas difíciles más allá de su trabajo como ama de casa y el trabajo con mi padre. Tuvo que dejar la escuela a los 12 años y ya no recuerda nada. Digamos que en el plano intelectual no está muy entrenada. Le gusta leer pero no tiene tiempo, y ahora mismo (supongo que por la falta de entrenamiento) lee un poco lento. Fisicamente está muy bien, siempre se cuidó, no ha fumado nunca, come bien, y en su trabajo ya realiza bastante ejercicio. Ahora mismo no tema ninguna medicación, pero hasta no hace mucho tomaba ansiolíticos, que había comenzado a tomar cuando mi abuelo enfermó. Ha padecido depresión en varias ocasiones de su vida, y ha estado a tratamiento varias veces. Sobre la pérdida de intereses sociales ella está alegre en general. No sale casi nunca porque en este momento ninguno podemos, ya que mi abuela no se puede dejar sola ni un minuto, pero no creo que sea por falta de ganas, aunque siempre ha sido muy de quedarse en casa.

    Conozco varias pruebas de memoria para detectar anomalías, y estos días le he estado haciendo algunas. La primera fue la de decirle tres palabras, que las repita y preguntárselas en cinco minutos. No las recordó, pero creo que fue culpa mía porque no le dije nada de que tenía que memorizarlas. Se las volví a decir y se acordó siempre que se las volví a preguntar, incluido al día siguiente. Hoy probé con las cinco palabras. Le dije cinco palabras indicándole a que categoría semántica pertenecían, las repitió bien en el momento, y a la media hora se las volví a preguntar. Alguna la dijo sin ayuda y otras con ayuda, pero hubo una que no consiguió recordar de ninguna forma. Se la dije yo. Luego se las volví a preguntar a los diez minutos y las recordó todas. La última fue una prueba que vi por internet. Era una lista de quince palabras, las cuales tenía que leer una vez y escribir inmediatamente las que recordara. Según la página lo normal para la edad era recordar alrededor de nueve. Lo hicimos con dos listas distintas, y solo recordó cuatro la primera vez (es cierto que no le dije que debía recordarlas) y seis la segunda. La verdad esto me descolocó mucho, porque en los dos casos se aleja mucho de lo supuestamente normal.

    No he notado que haya empeorado nada en un tiempo concreto, porque la verdad hasta no hace mucho no me fijaba en estas cosas, acababa de salir de la adolescencia. Comprendo que piensen que soy una paranoica, yo misma me doy cuenta de que lo soy en muchas ocasiones. Pero he vivido con mi abuelo de niña, y vivo ahora con mi abuela, muy de cerca la enfermedad, sé lo duro que es y sé que puede darse en esas edades, y la verdad no tengo claro cuando debería preocuparme. Solo tengo 20 años, entro este año en la universidad, y mi miedo es muy grande.

Escriba un Comentario

  • Nick    

Comentarios

  • Gina 28-02-2011 04:17:59
    ola yo tengo esta enfermedad y me limita de masiado e pensado en suisidarme muchas veses por que ya no soporto este dolor que nunca se va ahora dicen que tengo artrosis en las rodillas se me an desformado no se que hacer y la cadera esta que crepita en cada movimiento el dolor es costante ya prove todo pero nada nose que hacer ayuda
ranktrackr.net