Cancer De Piel



El cáncer de piel es una enfermedad producida por el desarrollo de células cancerosas en las capas exteriores de la piel. Existen dos tipos: el tipo no melanoma y el melanoma. El cáncer de tipo no melanoma es el más frecuente (representa más o menos la mitad de los casos) y se denomina de esta forma porque se origina a partir de otras células de la piel que no son los melanocitos. Aunque puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, es más frecuente que se presente en la cara, cuello, manos y brazos. Aunque se trata de un cáncer frecuente, el índice de supervivencia es alto. En España el cáncer tipo no melanoma, en 1995, representó el 0,6% de todas las defunciones por cáncer para ese año y una tasa de mortalidad de 1,3 por 100.000 habitantes. Esta cifra es parecida para el tipo melanoma, habiendo supuesto para ese año, el 0, 7% de las defunciones y una tasa de mortalidad de 1,6 por 100.000 habitantes. TIPO MELANOMA Tumor melanocítico maligno que se origina en una zona pigmentada de la piel, las mucosas, los ojos o el SNC. La exposición solar se considera un riesgo, al igual que los antecedentes familiares. Este tumor es poco frecuente en la raza negra. Un 40 a 50% de los melanomas se desarrollan sobre nevos pigmentados y los restantes surgen a partir de los melanocitos de la piel normal. Los melanomas de la infancia, muy infrecuentes, se originan siempre sobre nevos pigmentados gigantes, presentes en el momento del nacimiento. Se debe de tener especial atención en cambios de tamaño, cambios de color, sobre todo extensión de una coloración blanca, azul o roja a la piel circundante normal, cambios en las características de la superficie, la consistencia o la forma y, sobre todo, signos de inflamación de la piel que lo rodea, con ulceración, hemorragia, prurito o dolor. La curación depende de la precocidad del diagnóstico y el tratamiento. Se describen cuatro tipos fundamentales de melanomas: - El melanoma tipo lentigo maligno se origina sobre lentigos malignos (peca de Hutchinson o melanoma in situ) y aparece en la cara u otras áreas expuestas al sol, sobre todo de pacientes ancianos. En el melanoma de tipo lentigo maligno se produce invasión de la dermis por los melanocitos malignos, con el riesgo consiguiente de metástasis. - El melanoma de extensión superficial constituye 2/3 de los melanomas. Suele ser asintomático y se caracteriza por menor tamaño que el lentigo maligno, produciéndose sobre todo en las piernas de las mujeres y el tórax de los varones. Histológicamente los melanocitos atípicos infiltran la dermis y la epidermis. - El melanoma nodular representa del 10 al 15% de los melanomas y se puede localizar en cualquier lugar del organismo y su color varía desde gris perla a negro. A no ser que se ulcere, el melanoma nodular suele ser asintomático, aunque el paciente acude a consulta porque la lesión aumenta de tamaño con rapidez. - El melanoma de tipo lentiginoso acral, aunque es poco frecuente, constituye la forma de melanoma con mayor incidencia en pacientes de raza negra. Se origina en la piel palmar, plantar o subungueal. Histológicamente es similar al melanoma lentigo maligno. También se producen melanomas en las mucosas oral y genital y en la conjuntiva. Los melanomas de mucosas (sobre todo los anorrectales), que son más frecuentes en los pacientes de razas distintas a la blanca, se asocian con un mal pronóstico. TIPO NO MELANOMA Se incluyen una serie de tumores que no son melanoma, como el carcinoma de células escamosas. Se desarrolla en las capas intermedias de la epidermis y supone el 20% de todos los casos de cáncer de piel. Aparece normalmente en áreas que han estado expuestas al sol, como la parte superior de la nariz, orejas, frente, labio inferior y dorso de las manos. También puede darse en zonas de la piel que hayan estado en contacto con productos químicos, sometidas a radioterapia o quemadas. Generalmente, suele presentarse un abultamiento rojo y duro. A veces, puede tener un aspecto escamoso, o sangrar y desarrollar una costra que nunca cura. A medida que aumenta de tamaño va teniendo forma nodular y, en ocasiones, presenta una superficie verrugosa. Al final, se convierte en una úlcera abierta y crece dentro del tejido subyacente. A través del sistema linfático, puede extenderse a cualquier parte del cuerpo. El carcinoma de células basales es el tipo más común de cáncer de piel no melanoma. Afecta a la capa inferior de la epidermis, formada por células basales. Suele darse en aquellas zonas que han estado expuestas al sol, como la cabeza y el cuello. Su crecimiento es lento y rara vez se extiende a otras partes del cuerpo, por lo que es menos agresivo que el carcinoma de células escamosas. El aspecto que presenta es un pequeño abultamiento con una apariencia suave y brillante. Pero también puede tener forma de cicatriz, siendo firme al tacto. No es infrecuente que vuelva a aparecer una vez que la persona ha sido tratada. Del 35% al 50% de las personas diagnosticadas, desarrollarán un nuevo cáncer de piel en un plazo de cinco años a partir del primer diagnóstico. Otros tipos menos frecuentes: * Sarcoma de Kaposi: Se origina en la dermis, aunque también puede darse en los órganos internos. Adopta dos formas: a) la que se desarrolla en las persona enfermas con el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Esta forma crece muy deprisa y suele afectar a los órganos sanguíneos de los órganos internos. El aspecto característico es una peca rosada, roja o púrpura de forma redondeada u ovalada en cualquier parte del cuerpo, aunque es más frecuente en la cara. Estas pecas con el tiempo se van extendiendo a varias zonas del cuerpo, incluso en órganos internos, causando hemorragia. b) antes de la aparición del SIDA, sólo la solían presentar ancianos de origen europeo mediterráneo. En estas personas crece de forma muy lenta sobre la piel y rara vez se propaga. Suele aparecer como una mancha de color violáceo o pardo oscuro en las piernas o en los dedos de los pies. Suele aumentar su profundidad ocasionando una úlcera sangrante. También puede diseminarse por la pierna. * Linfoma cutáneo: La dermis contiene un número considerable de linfocitos y este tipo de tumor se produce cuando estos se vuelven malignos. El tipo más común de éstos, es el linfoma cutáneo de células T o micosis fungoide. Se desarrolla durante varios años, de forma muy lenta. En los estadios iniciales, se puede notar picor en la piel y presentar zonas oscuras y secas. Cuando la enfermedad se ha desarrollado se la denomina micosis fungoide. Esta enfermedad puede extenderse a través de los vasos linfáticos a otros órganos como el pulmón, hígado, etc. Cuanto más pronto se realice el diagnóstico, más posibilidades hay de curación.
  • Contestacion a mensaje 17-09-2009 carlosamendoz@gmail.com
    Carlosamen24-04-2014 04:20:58
    la paciente es de 64 años,el tamaño de este en el año 2012 indica que es de 19 x29 mm lado izquierdo, el cual se ubico a partir de 2 masas en el cerebro causante de enviarlas las cuales ya se extrajeron hace 2 años,por biopsia de masa del cerebro indica que es un adenocarcinoma, el tratamiento que recomendó el especialista de oncologia para pulmon inicial fue de poliquimioterapia de primera linea con pemetrexed + cisplatino, en 4 ciclos, y 14 ciclos de premetrexed, actualmente el cancer retomo nuevamente el proceso metastasico, y una nueva masa en el cerebro, el especialista indica retirar primero el de la cabeza para proceder a otra clase de tratamiento, llevamos esperando que extraigan el de la cabeza hace mas de 15 dias ¿ antes de retirar el de la cabeza se puede aplicar alguna quimioterapia o tratamiento para evitar crecimiento del pulmon? ¿tambien pueden existir dolores en las piernas asociados a esta enfermedad? quedo atento a su contestacion.

    carlosamendoz@gmail.com
  • Hiperpigmentación en el rostro
    Sofía 227723-04-2014 23:44:33
    Hola, tengo 20 años y un cuadro de acné leve. El año pasado sufrí un brote inusual que me dejó un par de manchas (quizás en parte por haber manipulado las pústulas), y luego de unos meses una dermatóloga me indicó Epiduo durante un mes, junto con protector solar factor 50 todo el tiempo. Esto mejoró muchísimo el problema del acné pero poco y nada las manchas, y además me apareció una nueva, muy tenue, pero no desaparece. ¿Podrían decirme a qué se debe esta nueva mancha y qué es conveniente hacer con las antiguas? ¿Es posible que desaparezcan sólo con el tiempo y el uso permanente de protección? Muchas gracias desde ya.
    Dato extra: mi piel es muy blanca.
  • Oscurecimiento de la piel
    Dianubis23-04-2014 06:01:22
    hola mi nombre es diana mi problema es de la piel es que tengo oscurecimiento de ciertas partes de mi cuerpo axilas cuello e ingles (zona intima ) que puedo hacer estoy muy desesperada
  • Irritacion, coloracion y calor localizado
    Kmyliitha23-04-2014 03:10:44
    Hola, mi hija rmpezo con una alergia en su piel, hace mas o menos una semana, solo eran granitos, desde ayer empezo con coloracion de sus mejillas y cara en general y se razca mucho por lo que se produce heridas
    Cuando la llevamos a medico solo le recetaron clorfenamina en jarabe, pero no mejora nada y se nota que le molesta mucho, ademas prensento un poco de fiebre, por favor ayudenme, por ahora no tengo los medios para llevarla a un dermatologo
  • Problema en el testiculo y la entrepierna
    Chris31717-04-2014 04:36:26
    Hola y gracias de antemano por su ayuda, desde hace mas de una semana se empezo a pelar mi piel, me salieron como ostras, al inicio pense que era por mi vitiligo que se estaba expandiendo, pero a clara vista no parece ser eso, porque el color es menos claro y tiene un borde oscuro que se va descascarando cada vez si me lo rasco, ademas del escosor que me produce me arde, y mas aun la zona que esta roja como herida.
    Se expandio mas por la parte izquierda, ya que en la pierna derecha recien me acaba de salir una ostra algo alejada del testiculo como se puede observar en la primera imagen. Me podrian decir que tengo y que medicamento o gel me recomendarian en caso de que se tratase de hongo

Escriba un Comentario

  • Nick