La importancia de lavarse las manos


  • Se estima que lavarse las manos cinco veces al día reduce hasta un 50% la posibilidad de contagios de la gripe y otras enfermedades.
    Es necesario concienciar a profesionales y ciudadanía de la necesidad de tomar medidas de higiene de las manos.

Marzo - 05-05-2017 13:37:00

Enfermedades Infecciosas


Desde el gobierno de Navarra(España) y a través de su departamento de salud nos recuerdan la importancia de lavarnos las manos como elemento decisivo en la pelea frente a la resistencia a los antibióticos

Los antibióticos son medicamentos utilizados para prevenir y tratar las infecciones bacterianas. La resistencia a los mismos se produce cuando las bacterias mutan en respuesta al uso de estos fármacos.

Son las bacterias, y no los seres humanos ni los animales, las que se vuelven resistentes a los antibióticos. Estas bacterias farmacorresistentes pueden causar infecciones en el ser humano y en los animales y esas infecciones son más difíciles de tratar que las no resistentes.

Se estima que lavarse las manos cinco veces al día reduce hasta un 50% la posibilidad de contagios de la gripe y otras enfermedades.

Es necesario concienciar a profesionales y ciudadanía de la necesidad de tomar medidas de higiene de las manos de forma adecuada y en los momentos oportunos, para reducir las infecciones asociadas a la asistencia sanitaria y a las rutinas diarias.

Algunas consideraciones sobre momentos en que se debería hacer el lavado de las manos.
- Antes de las tareas de la cocina, de proceder a la cura de una herida o prestar atención a un enfermo.
- Después de ir al baño, toser, estornudar, sonarse la nariz, manipular alimentos crudos, tocar basura, cambiar pañales
- También tras manosear animales y superficies y objetos que puedan estar contaminados (teléfonos móviles, pomos de puerta, teclados de ordenador, barandillas, interruptores, etc.).

Es aconsejable emplear agua tibia y jabón, a poder ser, líquido, que se considera menos contaminable que el jabón en pastilla, en el que es más fácil la acumulación de humedad y microorganismos. Se debe lavar a fondo toda la superficie de las manos incluyendo muñecas, palmas, dorso, dedos, así como cepillar bien debajo de las uñas.

Durante 15 segundos debemos frotar las manos enjabonadas, enjuagar bien y secar utilizando una toalla de papel desechable. Las toallas de telas solo se deben utilizar en nuestras casas.

Es conveniente tener siempre las uñas bien cortadas y aseadas

No se debe abusar del jabón si no hay exceso de suciedad en las manos. En este caso se puede recurrir a utilizar productos elaborados con alcohol que muy eficaces para eliminar cualquier germen.

Si visitamos algún hospital o trabajamos en él, debemos recurrir obligatoriamente al lavado de manos tras la visita, al haber tocado sábanas o si se ha procedido con alguna herida.

Escriba un Comentario

  • Nombre    
ranktrackr.net